La AVI proyecta acciones de innovación con la Asociación de Empresas de Biotecnología de Alicante (AEBA)

04 jun 2018 Noticias No hay comentarios

AEBA 1 de junio de 2018. El equipo directivo de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), encabezado por su vicepresidente ejecutivo, Andrés García Reche, y la secretaria general, Olivia Estrella, ha mantenido este viernes sendas reuniones de trabajo con la Asociación de Empresas de Biotecnología de Alicante (AEBA) con el fin de establecer líneas de colaboración que fortalezcan la innovación en sus respectivos sectores de actividad.

En uno de estos encuentros, las biotecnológicas alicantinas, lideradas por el presidente de esta organización, Andrés Antón, y el vicepresidente, César Quintanilla, han planteado la concertación de acciones conjuntas en el marco de las líneas estratégicas de la AVI.

AEBA se ha interesado por los distintos programas de ayudas en concurrencia competitiva que la Agència Valenciana de la Innovació convocará en las próximas semanas, una vez que la orden de bases que regula este procedimiento se publique en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV).

La asociación sectorial ha destacado, entre otras, las líneas de impulso a la incorporación de tecnólogos en el tejido productivo, así como el programa de la AVI para financiar los doctorados que se realicen dentro de una empresa.

Entre los objetivos de AEBA emerge la puesta en marcha de proyectos de investigación e innovación entre sus asociados que supongan una vía alternativa de financiación y de mejora de la competitividad de las empresas.

Agentes de innovación

Los directivos de AEBA han trasladado a los dirigentes de la AVI su interés por los agentes de innovación, una figura que promueve la AVI para conectar los tres grandes eslabones del sistema valenciano de innovación: centros de investigación, institutos tecnológicos y empresas.

Los agentes de innovación tienen la misión de buscar puntos de encuentro entre las necesidades del tejido productivo y los proyectos que desarrollan los centros de investigación. Tratan, por tanto, de orientar los esfuerzos en materia de I+D+i al diseño de soluciones tecnológicas e innovaciones capaces de dar respuesta a los desafíos de las empresas. Su fin último es elevar el valor añadido del tejido productivo.